Close
Top Menu

Por Sonya Lanzas_ Hablar y conectar con personas reales y verles las caras, te  va a ayudar a la consolidación de tu marca, si es que llevas años trabajando en ella, o va a darte un empujón si hace poco que has empezado.

A muchos de nosotros, y me incluyo, nos da un poco de corte, timidez, reparo, nos provoca estrés…  ponle el nombre que quieras, presentarnos ante un posible cliente y/o contacto y “venderle” nuestros servicios o productos. 

La solución a estos miedos es preparar con antelación tus acciones de relaciones públicas y practicarlas:

Preparación + Acción= Resultados óptimos. 

¿Cuáles son las 5 acciones que debes cuidar y preparar, para tener una buena estrategia de relaciones públicas en eventos de networking o sesiones de ventas?

Identidad visual:

Tu imagen corporativa  es un concepto de recepción;  es decir, que tu logotipo, página web, tu forma de vestir, de expresarte… es tu imagen corporativa y no se crea como un criterio de emisión, sino como un concepto que los que nos ven y oyen tienen que recibir.  Así pues tienes que representar la imagen corporativa de tu marca por todos los poros de tu piel.

¿Te imaginas a un director de banco yendo a su oficina en chándal? ¿O que tu médico te diga: “fumar mata”, mientras se fuma un puro?

Pues lo mismo extrapolado a tu persona.

Lleva tu “elevator speech” ensayadito de casa:

Llamamos discurso de ascensor,  a una conversación que consiste en explicar de forma breve a lo que te dedicas,  a alguien que pueda estar interesado.  Para conseguir este discurso rápido, ¿de qué requerimos?:  de ensayo + práctica;  así de simple.  Es posible que las primeras veces te salga fatal, pero con el tiempo irás mejorando. 

Escoge bien los eventos y sácales el máximo  jugo posible:

Esto no va de ir a eventos por estar.  Es una inversión de tiempo considerable, y por ende, de dinero.  Así pues escógelos bien.  ¿Dónde está tú público objetivo? ¿Dónde están los colaboradores interesantes?

No te olvides las tarjetas de visita:

Es una acción a cuidar muy sencilla, a la par que útil.  Es precisamente por su sencillez que muchos nos olvidamos de este detalle las primeras veces que vamos a eventos de networking y reuniones.  ¡No pasa na! Le pasa a casi todo el mundo al principio, ya que no tienes el chip de las relaciones públicas instalado en el cerebro. 

Sé tu mismo:

Céntrate en aquello de tu personalidad que te salga natural.  Si eres como Chiquito de la Calzada, y el entorno te lo permite, saca tu sentido del humor a relucir.  Si por el contrario este tema no es tu fuerte pasa,  porque se te va a ver el plumero y vas a quedar fatal.   ¿Qué se te da bien escuchar y  eres menos de hablar? Pues escucha con atención y sonríe. 

¿Me explico?

Potencia, trabaja y enfócate en lo que haces de p.m, no intentes ser lo que no eres en realidad.  ¡Eso da mucha grima!

¿Sencillo? No.

¿Imposible? Tampoco.

Practica, no te agobies y siempre “pa lante”.  Es del error que se aprende, no del acierto.

Sonya Lanzas
Arquitectura de marcas Punkys
www.sonyalanzas.com

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar los siguientes tags y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>