Close

Las emociones nos guían. Cuando sentimos una emoción frente a una situación, sabemos  si nos gusta o no. Fácilmente se puede percibir nuestra emoción de sorpresa, alegría, tristeza, ira o odio por nuestra comunicación no verbal. La amígdala realmente responde cuando la gente experimenta fuertes emociones, sean  positivas o negativas.

Miedo o sorpresa

El miedo nos sobresalta. Lo sentimos por cambios de hormonas en el cerebro.  ¿Por qué tenemos miedo?

Si empezamos a tener miedo a algo, volveremos a sentir miedo sin que sea necesario que recibamos un estímulo conciente. Puedes empezar a sentir miedo sólo con ver otras personas sintiendo miedo. Una vez empiezas a tener miedo a algo, en cierto modo, siempre lo harás. El miedo crea asociaciones en el cerebro que no dejarán de existir nunca.

Los estímulos que desencadenan emociones que producen tanto la sensación de miedo o sorpresa como las reacciones físicas a él.

Si creamos campañas emocionales, estamos activando procesos mentales concretos y realmente pueden hacer cambiar comportamientos.

Alegría o tristeza

La alegría hace que la gente esté más atenta y abierta a nuevas experiencias. La tristeza suele generar recogimiento.

¿Qué causa la felicidad?

  • Las personas que alguna vez fueron pobres tienden a ser más felices cuando viven en mejores condiciones económicas. Pero una vez que una persona ya vive por encima del nivel de pobreza, más dinero no hace mucho.
  • Expectativas realistas. Si estás satisfecho con la situación actual y no tienes grandes ambiciones.
  • Apoyo de los tuyos. Las relaciones fuertes te hacen sentir que la gente tiene voluntad de escucharte y ayudarte.
  • Los extrovertidos tienen tendencia a ser más felices que los introvertidos. La autoestima puede estar influyendo en eso.
  • Eres así. Por genética o activación de zonas de tu cerebro.

La tristeza se relaciona con un dolor emocional. Genera sentimientos de pérdida, desesperación, impotencia o decepción.  Una mentalidad positiva te hace capaz de resistir la adversidad

Ira u odio

La ira es un estado de sentimiento negativo que suele estar asociado con pensamientos hostiles, respuesta fisiológica (patrones particulares de frecuencia cardíaca, temperatura corporal, sudoración, etc.) y comportamientos agresivos. Por lo general, puede desencadenar en que las otras personas lo perciban la IRA como falta de respeto, humillación, amenaza o negligencia.

Emociones básicas

En algún momento habrás sentido una de estas emociones: miedo, sorpresa, alegria, tristeza, ira, odio. Son las llamadas emociones básicas, que aunque sean llamadas emociones básicas no significa que no sean complejas.

Podemos sentir emociones positivas y negativas al mismo tiempo. Pueden generar distintos grados de excitación.

Si creamos campañas emocionales, estamos activando procesos mentales concretos y realmente pueden hacer cambiar comportamientos.

 

Jordi Rosell
@jrosell
Data-driven optimization.

Analista, consultor & CTO de 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar los siguientes tags y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>