Close
Top Menu

Por Sonya Lanzas_ 

Tu forma de reír, de hablar, tus valores, tu experiencia vital… hasta lo que te pones para vestir tu cuerpo serrano es lo que define tu personalidad.

Vives en Malgrat de Mar y eres tatuador.  ¿Qué te diferencia del tatuador que vive a 8 kilómetros de ti?  ¿Que los dos trabajáis dibujando sobre la piel de otra persona?  Pues vas apañado si eso es lo que te distingue de tu competencia.  En este ejemplo, ¿cuál sería la diferenciación útil?:

  • Los años que llevas tatuando.
  • Tu especialización en una técnica concreta para tatuar.
  • Tu forma de crear tatuajes únicos (arte inimitable).
  • Entender las necesidades emocionales de tus clientes (atención al cliente).
  • La manera de comunicar tu trabajo.
  • Tu estilo inconfundible que te convierte en un logo andante… y todos los etcéteras que puedas descubrir, currando, que conformen toda tu propuesta de valor.

Personalidad construida a golpes de verdad:

Este es el único camino para construir una marca basada en tu personalidad y tus potencialidades.  Una marca creíble claro.  Si construyes una comunicación basada en lo qué crees que puede llamar la atención vas a dar mucho tufillo.  Hay personas que son capaces de inventarse un personaje y triunfar.  Si eres capaz de hacerlo pues “tira pa lante”, tienes alma de actor.  No hay problema, está perfecto.  Pero si no es así ni se te ocurra seguir por ese camino porque vas a acabar más quemado que la moto de un hippy y vas a perder credibilidad de una manera fulminante.

Si no puedes ser tú, no vale la pena:

Una verdad como un templo.  ¿Cómo prefieras que te quiera tu churri? Por lo que eres ¿o por un personaje muy estupendo y “buenorro” que te has inventado para seducirle?  La seducción mola al principio pero cuando llevas un tiempo es imposible mantenerla.   Como no es una tarea sencilla lleva tiempo conseguirla.  Haz de esta frase tu mantra.  Cada vez que te sientas inseguro, que te arrepientas de haber emprendido, que sientas miedo y tengas dudas por lo que haces repítete esta frase: “Si no puedo ser yo, no vale la pena”.  No te quitarás el miedo ni las dudas de encima, pero si te reafirmarás ante el compromiso que adquiriste contigo mismo poniendo tu personalidad al servicio de la diferenciación de tu marca.

El miedo es tu “best friend”:

Muchas veces nos frenamos por el miedo.  Nos quedamos en el inmovilismo.  Quietos, estáticos esperando a que el miedo pase.  Nos decimos: “cuando no tenga miedo podré hacer lo que me salga de la peineta.”   Ese momento nunca llega, te lo digo por experiencia no por hacerme la listilla.  Siempre o casi siempre tendrás miedo.   El reto y lo que te pone a 100 de motivación es aceptar que el miedo es parte del proceso y lo que nos convierte en valientes emprendedores.  Sin miedo no hay reto, no hay valentía, no existe afrontar lo desconocido, no se conoce el crecimiento personal.  Acéptalo, estas cagado de miedo, ¿y qué?.  Acoge el miedo, cuéntale lo que sientes y qué podría pasar si se cumplieran tus pensamientos más apocalípticos.  ¿Cómo vas a superar el miedo a las alturas, quedándote en el primer piso?

En definitiva, conviértete en tu propia abuela.  Aquella abuela cariñosa, generosa y atenta que te hacía el bocata a tope de “Nocilla” cuando llegabas del cole.  Se trata de convertirte en tu mejor aliado, no en tu peor enemigo.

Sonya Lanzas
Arquitectura de marcas Punkys
www.sonyalanzas.com

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar los siguientes tags y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>