Close

Por Jordi Ordóñez.

Especialista en eCommerce.

Si parte de tu negocio está en la venta online, es muy probable que te hayas planteado en algún momento utilizar Amazon como canal de venta.

Hay un puñado de razones para hacerlo y otro para no, vamos a exponerte las principales ventajas e inconvenientes, para ayudarte a dar o no el paso a ti como responsable de tu empresa.

3 ventajas de vender en Amazon

Ten en cuenta que empezar a utilizar Amazon puede suponer una decisión trascendental. Las implicaciones pueden ser realmente importantes porque influyen en todo: desde la producción a la logística. Vamos a desgranar lo positivo en primer lugar.

El gran volumen de ventas

Esto es lo más importante, lo que te puede hacer decidirte por abrir tu catálogo al market place de Amazon. La cantidad de usuarios con los que cuenta y lo altamente fidelizados que están supone una enorme cantidad de oportunidades y clientes potenciales.

La sencillez al subir tus productos

El proceso de subida del catálogo está realmente depurado, con sólo un par de clicks puedes tener tu propio espacio dentro de Amazon.

Resulta muy sencillo subir ficheros de carga de inventario, de hecho, ellos mismos te proporcionan una plantilla con las instrucciones a seguir.

La confianza para tus clientes

Amazon es una de las marcas más reconocidas de Internet. Sus clientes la conocen y confían en ella para hacer sus compras.

Esto es una oportunidad para ti, porque tendrán menos frenos a la hora de cerrar una transacción en su página antes que en un eCommerce nuevo en el que no solo tienen que depositar su confianza, también deben volver a introducir sus datos completando un nuevo registro.

 

Las desventajas de vender en Amazon

Además de lo positivo que hemos comentado hasta el momento, tienes que valorar los aspectos negativos que tienen mucho peso,

El sobrecoste

Vender en Amazon supone directamente ganar un 20% menos que si el mismo producto se vendiera a través de otro canal cualquiera.

Ese porcentaje es la cantidad que cobran a todos aquellos que comercializan sus productos, pero lo peor es que se aplica sobre el precio final IVA incluido y esto, naturalmente, reduce nuestro margen y beneficio.

La competencia

Otra circunstancia que debes valorar es que en Amazon la competencia es feroz. Cientos de vendedores pelean por aparecer en las búsquedas y eso, por lo general, supone estrategias de precios muy agresivas.

Además de otras empresas vendiendo en el market place ten en cuenta que tienes al enemigo en casa y es el dueño del piso. Amazon también es un vendedor y no tiene ningún reparo en priorizar sus productos.

La posibilidad de morir de éxito

Imagina que gracias a Amazon tus ventas aumentan un año un 100% esto que, sobre el papel, es muy positivo entraña también muchos riesgos.

Ese aumento tan poco “natural” del negocio te va a suponer incurrir en nuevos costes. Una mayor inversión en conceptos como el stock o el almacenaje de la mano de un incremento artificial que depende de un tercero. Si Amazon corta la inyección de tráfico (y puede hacerlo) te verás con un descenso de las ventas y unos costes difíciles de asumir.

¿Cómo lo ves? ¿venderías o no en Amazon después de lo que acabas de leer?

Jordi Ordóñez

Especialista en eCommerce

https://jordiob.com/

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar los siguientes tags y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>